28.7.13

La chica-perro

Anoche soñé con un perro blanco..
Mi deber era alimentarlo en un comedor comunitario.
Un comedor para perros.
El perro estaba allí cuando llegué, entreteniendo a una pareja de ancianos.
Vino corriendo a mi encuentro y entramos juntos a un salón contiguo.
Tomé un tazón de lata y le serví una porción de arroz.
Cuando extendí mi mano para alcanzárselo, se transformó en una bonita chica krishna; de cabello negro y tez muy clara.
- Evidentemente no te puedo dar comida para perros- le dije.
- No, quiero otra cosa- me respondió.
Serví entonces, de otra fuente,  chauchas, granos de choclo, batata cortada en cubos; alimentos todos muy adecuados para una chica krishna.
Los sueños son generosos en soluciones.
Ella tomó el recipiente y salimos del comedor.
Caminamos por la acera rumbo a mi casa.
Cuando iba a indagar sobre las razones de su asombrosa transformación, desperté.
Me esmeré en recordar los detalles; pero no intenté analizar el sueño, me había gustado demasiado como para sacrificarlo en el altar del psicoanálisis.
Con el correr del día fue perdiendo presencia.
Cuando caía la tarde, en un local de apuestas de Villa Adelina, dónde juego habitualmente una boleta de Loto, lo recordé.
Miré la tabla de los números y sus significados y jugué cinco pesos al 0615.
El perro, la niña bonita.
Banal destino para un bello sueño.


31.12.11

Post del nuevo año

En la cueva de Altamira, azotado por látigos de fuego, el bisonte de Unamuno inoculó su veneno a la hispanidad. 
Una niña-gusano, llamada María Faustina, como un neutrino superlumínico, viajó hasta el paleolítico para traernos el toro que siempre había estado con nosotros.
Una travesía de veinte mil años para confirmar aquello que siempre supimos. 
Hoy, 31 de Diciembre de 2011, de la mano del inefable Werner, despido el año en otra ceremonia cavernaria; en este caso, en la vieja Galia, entre caballos, osos y leones, bailan bisontes de doce patas, atávicas danzas que no soñó el poeta, pentatónicas melodías prefiguradas entonces que -intuyo- repetimos sin saber.
Pronto, en banal combinación de azufre, carbón de madera y nitrato de potasio, alguno de aquellos átomos prehistóricos, trasmutado en artificio de los hombres modernos, usurpará la noche estrellada para anunciar el nuevo año.
Que entre las múltiples geometrías que silbarán en el cielo nuevo, se insinúe la imagen del bisonte.
Salud.





16.5.10

Ella dice:
- No me gusta la gente; quiero decir, me gustan las personas pero la gente me espanta.

Y él se acuerda de Swift:
"Siempre he detestado todas las naciones, profesiones o comunidades, y sólo puedo amar a los individuos. Detesto y odio especialmente el animal que lleva el nombre de hombre, pese a que ame con todo mi corazón a Juan, Pedro; Tomás, etc."

1.5.10

L' Epi

Aun la mujer más linda, inteligente y refinada -se dice-  tiene algún tipo de Montaner oculto en el placard.
La frase lo atraviesa despiadadamente y lo llama a recato.
Ella está demasiado entregada al amor como para notarlo.
Pero él volvió en sí y ya no se abandonará facilmente.
No por egoísmo, más bien por histórico desencanto.
Es dificil resitirla esa mañana.
Juntos, caminan hacia la la panadería de Olivier.
Ella se emociona cuando él le cuenta la historia del horno de leña, cuando le habla de la técnica de leudado natural.
Vuelven riendo y comiendo por la acera soleada y vacía.
A él se le desmarca el corazón cuando ella comienza a cantar Comment te dire adieu.
Presta atención a los labios cantantes, intentando vanamente encontrar alguna miguita rompehechizos de pain au chocolat saltando de su boca. Pero no. Sólo descubre que se parecen a los de Jane Birkin.
Y esta seguro que la bella mujer de Gainsbourg jamás cantó una de Montaner.

12.3.10

19.10.09

Primera infancia

- Papá, ¿puedo tocar tu guitarra?
- Tocá, con cuidado.
- ¿Por qué no salen notas?
- Sí salen, tocá mas fuerte.
- No, yo digo por qué no salen volando.

26.9.09

Desayuno

- Il a mis le café, dans la tasse, il a mis le lait, dans la tasse de café.

- No podés recitar ese poema.

- ¿Por qué?

- Es demodé.

- Jacques Prevert no pasa de moda.

- Es demodé emocionarse.

- "Voy a entrar en tu cuarto con un bidón de nafta. Cuidado, voy a prenderte fuego".

- No podés cantar esa canción.

- ¿Por qué? No es demodé.

- Pero no me gusta. ¿por qué todas las cantantes indies tienen ese timbre tan desagradable?

- Porque los timbres agradables son demodé, igual eso no es indie.

- Qué pocas cosas me gustan.

- De tan refinado te volviste bruto.

- ¿Volvemos a la cama?

- De acuerdo.

25.5.09

La aristocracia pobre


Domingo. Me levanto temprano y voy a la feria.
La pescadería es mi puesto favorito.
El destacado del día: Filet de salmón a treinta y ocho pesos el kilo. 
Compro una pieza de casi novecientos gramos por treinta y dos pesos. En la verdulería, dos paltas, medio kilo de tomates y uno de papas.  En el almacén,  agua mineral y una gaseosa en envase retornable de vidrio. 
Menú para cinco: bifes de salmón a la plancha con guacamole y papas al natural. Gaseosa o agua mineral.  
Costo por persona: $ 8,20
Costo del combo Mc Nífica:  $ 18.-
Fronteras culinarias y gastronómicas que nos separan.
A un aristócrata pobre  lo definen dos rasgos: el buen comer y su compromiso con el ocio.
El ocio no debe regularse.
Nada de ocio creativo, no hace falta justificación. 
Pero el ocio debe estar asociado a la modestia.
No sacar provecho de nadie, ni vivir del esfuerzo ajeno, es necesario. 
Caliento la plancha, pongo a hervir las papas,  pelo los tomates y la palta,  corto todo en cubos. El guacamole de hoy no llevará tabasco ni cebolla, solo un poco de oliva, limón y sal. 
Corto los bifes bien gruesos.
Nada exótico, solo cuidado y conciencia.
No se reniega de la experimentación ni de a la expresión personal, pero se practica moderadamente.  El pasaporte ético al hedonismo es la simpleza.
Tampoco se trata de un sacerdocio, las aventuras bromatológicas en la comida callejera son de rigor.
La bestia ya ha sido asimilada. Los frutos de la tierra la acompañaron respetuosamente.
En los años de ejercicio -esto es, antes de la llegada de los niños-  sobrevendría una caminata, una improvisada merienda, y  enseguida la cena necesaria para templar el ánimo y disponerlo a las bondades de la noche. 
Paciencia.
Luego del repliegue viene la expansión. 
Cuando las condiciones vuelvan a ser favorables liberaremos nuestra austera, refinada y desaprobable vanidad.
Mientras tanto nos ocultamos en la cocina.

"la vida es una sucesión de asados".
                            Willy Polvoron

27.3.09

I

¡Quién pudiera vivir un minuto libre de historia, hacer algo sin motivo y sin consecuencias, tener un capricho!
Haikus- César Aira

Abrime la puerta.
Dale.
Es mi casa también. 
Vuelvo a pedirte de buen modo que me dejes entrar.
No es que no pueda dormir una noche a la intemperie. ¡Vamos! 
No te olvides que yo fui caminando desde el Cabo Polonio hasta Punta del Este por la playa, hasta que me agarró la policía.
Eso es como andar en bicicleta, no se te olvida más;  puedo dormir perfectamente en el umbral, ni frío hace, aunque hay mosquitos; en la arena no había mosquitos.
Pero igual me tenés que abrir la puerta porque es mi casa también. Mis cosas están adentro.
Y no te lo digo para que me las tires por la ventana como la otra vez.
El contrato está a nombre de los dos, además.
Qué te tiene tan enojada. ¿Tenés otro? Puedo entenderlo.
Yo pude tener otras también, pero te elegí a vos.
Dale, abrime la puerta, no me hagas rogar.
Qué feo lo que me hacés.
Es tu última oportunidad, después ni llorando.
Tu momento de arrepentirte es ahora, no tendrás segunda oportunidad.
¡Abrime la puerta! O hago un escándalo. Los vecinos se van a enterar de quién sos en realidad.
Con tu cara de mosquita muerta los tenés a todos engañados.
¡Qué fria, qué despiadada sos!
No te conmueve nada, tenés piedras en el corazón, estás oxidada, como un robot despechado olvidado en una estación espacial. Eso debes creer, que tu casa es el Sputnik y que vas navegando la galaxia. ¿Quién te crees que sos, el capitán Beto?
¡Abrime la puerta!
Dale, por favor.
Al menos dame algo de lo que te haya sobrado de la cena, pasamelo entre la reja de la ventana.
No tenés sentimientos. ¿Cómo me pude enamorar de vos?
Me voy.
Y no esperes que te llame porque no tengo crédito en el celular.
Te jodiste.
Dormirás sola.
Pero no te olvides que fue mi vieja la que nos regaló el colchón. No me importa. Hasta podés dormir de mi lado.
Bueno, chau. Me quedo un rato acá y me voy. Voy a fumarme mi último pucho.
En una de esas hasta me duermo unos minutos. Acá estoy por ahora, pero ahora no es eterno, es solo ahora, y la vida es una sucesión de ahoras pero este es único, y ahora es mío, y te lo perdiste por no abrirme la puerta.


6.1.09

Yin y yang en el puesto del gobernante



Estos hexagramas representan situaciones favorables dentro de las 64 que constituyen la faceta más popular del I-Ching.
El primero, La Posesión de lo Grande representa a un gobernante débil rodeado de fuertes colaboradores.
El segundo,  La Solidaridad, representa lo inverso.
Podría pensarse que este último es el más favorable, pero la verdad es que "los solidarios reunidos por el fuerte gobernante son tan solo simples súbditos", mientras que en el primer caso "el manso gobernante tiene a su lado únicamente a hombres fuertes y capaces que lo apoyan como ayudantes".
En La Posesión de lo Grande, la desinteresada modestia del trazo débil en el puesto del gobernante logra retener y poseer a los trazos fuertes. "La fuerza se manifiesta con finura y autodominio".
Pero La Solidaridad también puede ser un buen modelo. "Los dúctiles se mantienen unidos, se solidarizan al recibir el influjo de la voluntad firme que emana del puesto conductor que constituye el centro de la unión".



27.11.08

Mártires del Ego: dandismo y metrosexualidad




Todo lo que desarrollemos se caerá.
Crecer equivale a acumular, madurar a desprenderse.
Ética del desapego.
Nada más confiable que lo natural.
En lo natural se verifica lo duradero, y lo duradero se manifiesta en la repetición.
Adaptándose a los designios de lo inexorable se obtiene serenidad.
Pero el ego rechaza la tranquilidad  que le ofrece su disolución en lo grande.
En cuestiones humanas el capricho suele imponerse a la sensatez.
Ética de la vanidad.
Pero la persecusión obsesiva de la perfección ideada se convierte en implacable tirana,  y la opresión siempre incita a la rebelión.
Cuando no estamos en situación de obtener una victoria debemos negociar.
Un abdomen de dos años no se elimina  un mes antes de ir a la playa.
Aunque  aún podemos operar en el campo de la moda y elegir el modelo de short.
Este año, para panzas en desarrollo, el corto es de rigor.
No así para panzas establecidas, dónde siguiendo el ejemplo de lo supremo, la serena naturalidad se impondrá alegremente  a cualquier distracción.
Pero no es mi caso. Aún no.
A billeteras empatadas, galán contra galán, definirá lo particular (que también podría ofrecer batalla en desigualdad de condiciones).
Por eso  elijo el elaborado  dandismo antes que la laboriosa metrosexualidad.

13.11.08

Reporte desde Hollywood

Estoy en un restaurant very fancy de Hollywood.  
Pasé toda la mañana buscando locaciones para una filmación y necesito una dosis urgente de glucosa para volver a sonreir. Por la ventana miro el tránsito de gente de película. Mediodía soleado. Todos parecen hacerle el aguante al glamour.
Más temprano me crucé con Matt Groening. Ahora comparto la mesa con un compañero de trabajo y un ejecutivo de la TV.
El restaurant explota. Está lleno de gente que parece importante; artistas, productores, directores, ejecutivas. Todos bebemos agua mineral.
Me siento en una novela de Bret Easton Ellis.
Intento imaginar qué pensarían en el barrio si me vieran acá.
Suena el teléfono. Los celulares son dispositivos que en realidad comanda un otro a distancia, haciéndolo sonar cuando quiere y dónde sea; por eso me entero que recibí una intimación judicial por una deuda.
Miro el salón con un poco más de atención.
Mucho ceniciento y poco príncipe.
Muchos personajes sacándole toda la leche que pueden a sus zapallos de cristal.
Comemos y apuramos un café. Nos levantamos y salimos. Todos nos siguen con la mirada cuando nos subimos al Mercedes negro que alquilaron para que llevemos al pez gordo que nos acompaña.
El americano hace chistes respecto a los Emmy que tiene en su oficina. Aunque gana en un mes lo mismo que yo en tres años no deja de ser un compañero de trabajo.
Extraña jornada, tempranito me topé con el creador de los Simpsons en una librería y ahora miro la ciudad por la ventana escuchando anécdotas sobre él que me cuentan de primera mano.
Dejamos atrás Palermo y entramos a Buenos Aires.
A la noche deberé llamar al ACA para que arranquen el auto y mi mujer pueda ir a su curso. También tendré que conseguir monedas para el colectivo de mañana.
Pero ahora disfruto del asiento de cuero y del aire correctamente balanceado mientras les dedico un pensamiento a mis colegas del restaurant:
Manga de boludos, hoy soy más jóligud que todos ustedes.

7.9.08

Pre-posting



Ideas del fin de semana....


- No habremos creado verdadera inteligencia artificial hasta que nuestras máquinas se angustien.

- El imán de carne: Imaginé una diabólica bola de carne humana que asimila carne humana; y también me gustó que no crezca, que se comprima: cuánto mayor es su masa, mayor es su poder y velocidad de asimilación. 

- Decidí que ante la imposibilidad de agradar a todos, voy a escribir posts que molesten a todos, para así alinear a  los lectores contra un objetivo común. En Argentina, solo necesitamos alguien a quién podamos odiar entre todos.



25.7.08

Duin de Wii Revolushon


- Caballero, hacia dónde viaja?- 
El joven militar interrumpió mi marcha distraída.
- Hacia Buenos Aires, con escala en Lima...
- Le puedo pedir un favor?
- Sí?- pregunté intrigado.
- No me compraría unos juegos de Nintendo? Le doy la plata.
Me quedé en silencio mirándolo con desconfianza.
- Es que no nos dejan comprar a nosotros....son para mis hijos...
- No me vas a meter en problemas?- pregunté preocupado de que las milicias del socialismo del siglo veintiúno me acusaran de contrarevolucionario y me hicieran perder el avión.
- No, no se preocupe, nosotros somos la seguridad aquí.
Agarré el dinero y me metí en uno de los negocios del duty free, me dieron los juegos que ya habían sido negociados con el vendedor, presenté mi pasaporte, salí y entregué todo al soldado que me miraba con alegría. Me agradeció, nos despedimos  y se fue. Pero cuendo retomé mi camino, otros dos militares se dirigieron decididos hacia mí con paso firme y me cerraron el paso.
- Tiene usted su pasaporte?- El que hablaba era un hombre de mediana edad, por la cantidad de  líneas cosidas a su traje supe que no se trataba de ningún pichi, el otro parecía secundarlo en silencio. 
Me maldije por  haber aceptado participar del pequeño acto de  contrabando, entendí que no permitirle comprar mercadería libre de impuestos a la gente de seguridad no era tan insensato después de todo.
No me sentía  Brad Davis en Expreso de Medianoche pero sabía que me había metido en problemas.
Sí, acá lo tengo.- le repondí, y metí mi mano en el bolsillo.
- No me haría un favor?


10.7.08

CV no oficial

Imagino que todos tenemos un CV no reconocido. Al menos yo soy portador de una prehistoria laboral  que no alcanzó la gloria ni tuvo reconocimiento.
Estos son los trabajos que quedaron fuera de mi historia oficial:

Disc Jockey 
En fiestas de 15 basicamente, tenía esa edad cuando empecé, no "tocaba", pasaba música. Tampoco me decían dejay.
Sonidista-Iluminador
Continuación natural del trabajo anterior,  en pubs basicamente, y para grupos de proyección folclórica , rockeros decadentes y músicos en extinción.
Encargado, mozo, lavacopas
También derivado del anterior, el pub en el que hacía sonido se reconvirtió en pool... 
Operario 
En una fábrica de micromotores, lloraba ante el torno por lo alienante de mi tarea; al alemán dueño de la PYME, le simpatizaba mi apecto desalineado y el hecho de que  yo fuera vegetariano.
Emprendedor

Fundé un centro de yoga que funcionaba en la parroquia de mi barrio. A su cura lo acusaban de tercermundista y de mujeriego. Lo desmantelé enseguida, cuando descubrí que los profesores provenían de una secta y que  se habían llevado la clientela.
Comerciante 
Viajé a Bolivia con mis ahorros a comprar pulóveres de alpaca, a dedo y con la guitarra al hombro, los coyas que me los vendieron eran más comerciantes que yo, igual que los porteños que me los compraron. 

Vendedor
Vendí música ambiental, planes de ahorro previo y uno que otro buzón.
Encuestador
En los trenes; después de esa experiencia suelo tratar con amabilidad a los que me piden unos segundos para responder algunas preguntas. 
Asistente 
En una empresa familiar de catering. Postulé para cocinero pero se rieron cuando me vieron manejar el cuchillo, le caí simpático a la dueña y me quedé como todero, entregaba pedidos, hacía presupuestos, me encargaba de las compras y brindaba sostén emocional.

30.6.08

Lecturas

En Crónicas de un Director que nunca dirigió, el autor imagina  argumentos de  películas que nunca hizo, junto con anécdotas  que nunca existieron, para un público que nunca leerá el libro que jamás escribirá.

9.6.08

Tratado pedagógico (Preparando el baño diario)

- ¿Acá se puede decir peiotudo?
- Sí.
- Peiotudo.....¿acá se puede decir mierra?
- Se puede.
- Mierra....¿acá se puede decir carajo?
- Sí.
- Carajo.
"Si tenés  ganas de insultar,   hacelo en el baño", le dijeron cuando empezó a hablar

5.6.08

Multiculturalismo


- Este es un pimpollo- afirmó el niñito

- Si- respondió el padre abriendo la puerta de la casa.

- Por qué este es un pimpollo?

- Ehhhh....

- El pimpollo se cayo del árbol- agregó rapidamente el niño llevando alivio a su padre

- Sí, se cayó del árbol.

- Por qué el pimpollo se cayo del árbol?

- El viento lo tiró.

- Mirá...un pimpollo verde... por qué  es verde?

-  Porque tiene el color de los pimpollos cuando crecen- respondió el padre inspirado. 

El niño pareció satisfecho y se perdió dentro de la casa.

El padre puso un wok al fuego, hizo un omelete que corto en pequeños pedazos, preparo unos cubitos de tofu, picó verdeo y seguramente algo de zanahoria para sumar naranja, y entregó todo al  wok junto al arroz que ya tenía hervido..

Llevó todo a la mesa y mientras delegaba las tareas restantes en los comensales se descalzó y hasta se dio permiso para apoyar  unos segundos su cabeza en la almohada.

- Por qué la Coca cola  derramó en el Chau Fan?- preguntó entonces el niño, que había entrado al cuarto huyendo de los gritos que le lanzaban desde el comedor.


3.6.08

Pero nunca ocurrió...

Estoy sentado dentro del auto, detenido frente al río, estacionado en los confines de un paseo en construcción, al norte de la ciudad de Buenos Aires.

Existen pocos sitios así; amplios, vacíos, vedados a la prolijidad; suelen ser lugares en transformación.

Frente a mí crece (lo hacen crecer mejor dicho) un anfiteatro gigante.

De espaldas al río, ocupando un lugar de privilegio en el horizonte, la estructura de hierro y hormigón apenas se divisa del fondo nubloso y de su reflejo en el agua.

Escucho radio (un adelanto del nuevo disco de Illia Kuryaky & the Valderramas que acaban de anunciar como primicia) y me ocupo en mi tarea favorita, la creación de supuestos:

Tarde o temprano –arriesgo-  el dúo tocará sobre este escenario los mismos acordes que ahora escucho.

La música prefigura la escena (y también la anuncia); los árboles, los escombros que defienden la costa, alguna de las gaviotas que descansan sobre una hormigonera, y el viento (mudo para mi), anticipan sus signos; mi mirada oficia de médium.

El arquetipo de una noche futura acaba de ser concebido y me incluye en su dictamen.

Trato de registrar la  imagen. Podré reconocer la forma de su retorno (imagino un instante de multitudinario silencio) la noche del recital.

Pequeña, pequeñita magia de la tarde. 

25.4.08

Calentando motores

Nadie mejor que yo, para cuidarlos de mí.

20.4.08

Los peces no miran a los ojos

La pesca no es para cualquiera.

Aunque la caza lo es menos aún.

Matar un pez, sacarle las escamas y desespinarlo, requiere de cierto oficio, pero es una tarea que podrían realizar la mayoría de los adultos.

Mucho más difícil es matar un cordero, o dispararle a un ciervo, o torcerle el pescuezo a un pollo y desplumarlo.

Para algunos orientales, cerdos y peces poseen el astral más bajo del reino animal.

Mi hipótesis ya ha sido sugerida.

 

Recomiendan consumir el pescado de río muy fresco.

Dicen que a diferencia de la pesca en alta mar, se carece de la infraestructura necesaria para asegurar la cadena de frío.

El padre de un amigo refiere que en el litroral es habitual orinar el surubí para que se mantenga en buen estado y conserve un color acceptable.

En los buques factoría eso no ocurre.

En muchos casos los peces son congelados aún con vida.

 

Sigfrid Voelker no es el único que ha visto revivir un pez sobre la mesada, pero su caso es el primero en ser documentado y probado científicamente.

Lo curioso es que cuando llegó al laboratorio, el pescado no solo estaba muerto si no que además ya había sido cocinado.

El señor Voelker se asustó de tal modo cuando el pez corcoveó sobre el mármol de su cocina, que de un inmediato y certero cuchillazo le cortó la cabeza.

Gracias al Dr.  Knauper, invitado de Voelker esa noche, que al escuchar el relato decidió sacrificar su porción y llevarla a laboratorio, las investigaciones en el campo de la criogenia recibieron un importantísimo espaldarazo económico.

 

Pd. El pez no fue bautizado Walt.

Pero sus restos serán subastados.

Los fondos obtenidos se destinarían a congelar la legendaria y moribunda orca del  acuario  de  Uusikaupunki, la primera que logró hacer doble mortal hacia atrás.

17.4.08

Estaba bueno Buenos Aires

Mis  80s
(Fiesta  sin auspiciantes)

Café Einstein
Zero Bar
La Esquina del Sol (la de Gurruchaga)
El Parakultural
Cemento
Marabu
La Isla
Stud Free Pub
Fire
Freedom
La Esquina del Sol (Libertador)


Mis 90s
(Ya se ven algunos carteles. Fiesta para pocos)

Prix D'Ami (el de Arcos)
Bolivia
Palladium
El Argentino
Babilonia
El de H.Yrygoyen cuyo nombre no recuerdo
Roxy
Soul Café
Nave Jungla 
El living
The Age  


Mis 00
(Fiestas con auspicio y mucho restorán... )

Basta de Niceto!
Donde está la acción?

1.3.08

No basta con combinar calzoncillos y calcetines.
Los tragos deben ser elegidos de acuerdo con el  vestuario.

30.1.08

El ferrocarril del sur


Al principio la muchacha del Motorola V8 se había entretenido enviando mensajes de texto. El joven del Blackberry no disimulaba su fastidio .
Los que estábamos atrapados en el tren aguardando que recorra las pocas cuadras que faltaban para llegar a la estación, no atinábamos a hacer otra cosa que esperar.
El aire acondicionado no había dejado de funcionar, gracias a eso, nadie reclamaba la apertura de las puertas; la aventura de recorrer a pie bajo el húmedo calor de la mediamañana la distancia que nos separaba de la estación, no era una opción superadora.
El vagón se encontraba colmado de pasajeros; yo viajaba parado; mi cuerpo se había sostenido en el apoyo que le brindaba la pequeña multitud, apenas podía moverme sin molestar a alguien.
El jóven del Blackberry estiró su puño para golpear el vidrio de la puerta y maldijo en voz alta a la empresa de ferrocarriles y al gobierno, la muchacha del V8 le dijo algo que no alcancé a escuchar y se trenzaron en una pequeña discusion.
Como en  una serenata nocturna de perros, de a poco se fueron desatando otros quejidos.
Entonces ví a la morena del I-Pod blanco; el moderno dispositivo realzaba lo exótico de su rostro; sus cabellos largos y lacios se enlazaban docilmente entre los minúsculos cables que se perdían dentro de su bolso. Ajena al malestar general, su mirada recorría universos lejanos de contagiante serenidad.
Había estado todo el tiempo a mi lado. Nuestros brazos debieron rozarse durante el viaje, porque recordé un momento de inexplicable y extrema felicidad cuando pasamos frente al cartel azul de Nokia 3G.
Debía decirle algo, éramos víctimas del mismo problema,  estaba justificado iniciar un diálogo; de algún modo, por haber viajado juntos y por estar atrapados en el mismo vagón, ya no podíamos considerarnos extraños.
Nunca lamenté tanto que un tren se ponga en marcha. El sacudón inicial calló inmediatamente los chillidos de los pasajeros y lanzó a la Hermosa suavemente contra mi cuerpo. Nuestras miradas se encontraron. Ella dijo disculpá y yo dije gracias; pero no me escuchó; mientras la intensa emoción que me gobernaba me obligaba a lanzar tan ridícula respuesta, ella giraba ya su cabeza impidiendo que sus ojos adivinasen el movimiento de mis labios.
En un minuto estaríamos llegando a la estación; pero yo me veía impedido de hablarle, ya no encontraba otra razón para hacerlo que la de declararle mi amor.
Pegado como estaba en mi bolsillo a su bolso, rogué que mi Sony Ericcson con Bluetooth tuviese la facultad de robar el número de su teléfono,  fantaseé con el descarrilamiento de la formación, quise que me mirase nuevamente, pero el tren entraba ya decididamente en la estación.
Cuando los pasajeros volvían a acomodarse en sus dispositivos MP3, supe lo que tenía que hacer. Debía tomar su mano sin decirle nada, simplemete tomar su mano. Eso sería fantástico. Saldríamos juntos de la estación, caminaríamos unas cuadras sin hablarnos y luego, o nos  despediríamos con una profunda mirada, o nos encontraríamos en un beso fundacional.
Pero lo supe un segundo después que las puertas se abrieran y fuéramos lanzados sobre el andén.
Busqué con angustia entre la gente y  la vi caminando unos metros delante de mí; la multitud apuaraba su paso separándome cada vez más de ella. Enseguida la perdí de vista.
Me asomé por sobre los hombros de los  pasajeros que se agolpaban para atravesar los molinetes, pero ya no la encontré.
Todo el mundo miraba fijamente hacia adelante, exclusivamente hacia adelante.


21.1.08

Homenaje

video

Trabajé casi tres años junto a Disparador produciendo sus  ocurrencias.
Me tomo el atrevimiento de publicar nuestra (por ahora) última aventura.
Disparador, ha sido un placer.
Dirección de Ernesto Kullock.

10.1.08

Crónica autobiográfica, ligeramente adapatada, para documental hogareño que nunca filmé.

Un hombre entra a su casa con una bolsa de nylon...se la ve liviana. (todo es visto desde el punto de vista de un gato).

Camina hasta la cocina y apoya la bolsa sobre la mesada.

Abre la bolsa: sal. Un paquete de sal. Nada más que sal.

El gato maúlla pidiendo comida.

El hombre abre una alacena y saca una bolsa de alimento balanceado para gatos.

Intenta vaciarla sobre el plato del animal, pero solo sale polvillo.

Murmura algo y se mete en el interior de la casa.

El gato se queda mirando el plato vacío.

Luego mira hacia el jardín.

En el jardín, metido entre la copa de un  árbol, parado en una rama, un pajarito.

El pajarito recorre el patio con su mirada.

En el patio una babosa.

El pajarito vuela y se para a un metro de la babosa.

El pajarito se acerca a la babosa.

El gato entra en cuadro y atrapa al pajarito.

La babosa se queda mirando como el gato come al pajarito.

Entra a cuadro un niño con el paquete de sal que había en la bolsa.

El niño vierte la sal sobre el cuerpo de la babosa.

El gato escupe las últimas plumas y se recuesta a la sombra.

El hombre sale al patio y se acuesta al sol.

El niño llama al padre para mostrarle su hazaña.

La sal quema el cuerpo de la babosa.

El sol, el rostro del hombre.

2.1.08

Iluminaciones


Dicen que por medio de la repetición la materia se hace carne; con la práctica, llega finalmente un momento en el que una técnica se ejecuta de modo automático, natural, sin ningún esfuerzo.
Cocino casi a diario.
Minutas, nada elaborado.
El 31 de Diciembre, en casa, finalmente, Ello cocinó un peceto.
Estoy convencido que la maestría puede alcanzarse aun por medio de la estupidez.




14.11.07

Hormigas

Hubiese sido cruel registrar en video la devastadora acción que miles de hormigas organizadas emprendieron contra un bonito arbolito que da sombra a mis siestas -cruel con el arbolito-, pero muy impactante.
En apenas tres días un ejército marchó sobre el objetivo y podó el equivalente en hojas a diez atados de espinaca.
El comando de cortadoras logró dejar pelada casi toda la copa.
Pero cuando el batallón de transportadoras llevaba la carga prolijamente hacia el hormiguero la lluvia las obligó a cambiar los planes;  abandonaron el botín prolijamente, dejando una hilera de hojas de varios metros de longitud, se juntaron y formaron una sola para resistir la tormenta.
La oportunidad de liquidar de una vez, con un solo pisotón a todo un batallón se me antojó poco deportiva.
Puesto que el pisotón no hubiese tenido mayor incidencia en la que descontaba sería mi victoria final, elegí la grandeza.
Mi mujer fue más práctica.
Cuando dejó de llover, volqué a lo largo del camino que une el arbolito con el hormiguero un producto granulado y confirmé enseguida lo que me había prometido el vendedor.
Un nuevo batallón de transportadoras llevaba alegremente el veneno hacia el hormiguero; allí las masticadoras morirían al intentar procesarlo condenando a la muerte por hambruna a todo el hormiguero.
Intuyo que llegará el día en que se prohibirá la utilización de armas químicas contra los insectos; me temo que para entonces las hormigas habrán logrado mutar para asimilar ese y otros venenos.
Por las dudas comenzaré a hacer inteligencia, desde mañana espiaré a las coloradas.

30.10.07

A punto de capitoné

La técnica que se ejecuta en el capitoné tiene un momento particular.
El capitoné se hace sobre una base de tabla. Se dibuja en ella la distribución que tendrán los botones y se perfora con un taladro en estos puntos. Sobre la tabla se hace un asiento de pelota con gomaespuma, se perfora también la gomaespuma, se clava una tachuela junto a cada agujero para anudar en ella el bramante .Recién cuando todo está presentado, se tira del piolín y en esa acción se arma el dibujo que todos conocemos.
Esta breve explicación fue tomada de un foro. La firma Blanca Casado, de quien no tengo link para ofrecer.
El momento en que todas las partes sueltas se conjugan para formar un todo.
Un suceso da sentido a distintos elementos que se ponen en perspectiva, antes dispersos, ahora aparecen con claridad como trazos de una misma figura.
Situaciones que están “a punto de capitoné”, a las que solo les falta ese tirón para que todo ocupe su lugar.

11.10.07

"Lo bueno de ser superficial es que no pueden dañarte en lo profundo"

9.10.07

Cross-Post

Este Post ha sido publicado por la gente de Vicios Creativos, el nuestro pueden encontrarlo en su sitio.
La primera frase nos habla de una ausencia, la cual por cierto no escapa a la agudeza visual de esta gente. Ellos han advertido tal situación, y quieren que sepamos que lo saben. El humorista político de $2.40 podría agregar que lo que falta es un dígito en el índice de la inflación, pero mejor pasemos a la segunda frase. La pregunta es: ¿tiene relación directa con la primera? O se trata de una revelación que, lejos de codearse con la búsqueda de lo que falta, esclarece los conocimientos sexuales de nuestra candidata y su equipo?
Y si tomáramos ambas frases como un verdadero todo, ¿debemos pensar que esta lista asegura más sexo para todo un país? ¿ahí estaba la solución? Lo más estremecedor es que debajo firman: “Cristina, Cobos y Vos.”
Mmmh… gracias, paso.

Y gracias Mensajero por esta oportunidad que, como era de esperar, hemos sabido desperdiciar con la mayor destreza.



8.10.07

Cross-Post

Para envidia de Philip Kotler, W. Chan Kim y otros gurúes de los negocios, inauguramos una metodología que permitirá a los bloggers multiplicar sus lectores.
Se trata de un nuevo modo de Cross-Post.
Habitualmente se entiende por cross posting, la acción de publicar simultaneamente en distintas listas o newsgroups, pero nosotros iremos más allá:
El próximo post de Gobierno Paralelo será publicado en otro blog, y sus responsables publicarán el suyo aquí.
Demostraremos así, pomposamente, que la colaboración es una instancia superadora de la competencia, un escalón evolutivo...el viejo y trillado ganar-ganar, bah.
Mañana....

2.10.07

Ochentismo

Setentistas y noventistas ranquean alto en la blogósfera. 
Entre estas dos corrientes  hay un hueco,  una categoría que no mide: el ochentismo.
En política corresponde al radicalismo alfonsinista, a los alzamientos carapintadas, a la claudicación, al austral, a la hiperinflación...
Es una categoría  a la que nadie quiere adherir.
Tiene un poco más de prensa el término "ochentoso",  que tiene que ver con los peinados románticos y con lo más berreta de la década.
Yo, "ochenta",   porque fui alegremente pesimista, vanidoso e individualista.
Los "setenta" y los "noventa" se sienten orgullosos, los "ochenta" no.
Yo me hago cargo, estoy listo para justificarme ante cualquier acusación. 

28.9.07

" Si cuando vas a hacer las compras llevás a tu nene en el cochecito es más fácil que te fíen"

26.9.07

"Mi tendencia al fracaso es un mecanismo que me permite combatir la vanidad"

13.9.07

Reforma Agraria



Un argentino consume promedio 65 kg de carne al año. Mi propio peso. Un ternerito.
Cada habitante tendría que tener su propio ternerito. 

Y un frezeer grande dónde guardarlo, feteado, embolsadito.
Yo elijo tener al mío vivo; comer la carne fresca, cortándole un pedacito cada vez,  para que viva la mayor cantidad de tiempo posible.
Puedo imaginar a un escrupuloso campesino, maestro en el arte del fileteado (y del cuidado de las infecciones), logrando que su ternero llegue a vaca; alimentándose de él durante al menos cinco años.

Desarrollemos un vínculo con nuestra comida. 
Propongo que recibamos nuestro ternero junto con la mayoría de edad y que nos alimentemos de su carne durante toda nuestra vida universitaria.
¡Que lindo hubiese sido ver a mi vaca el día de mi graduación! 
Ya sin piernas pero ahí presente.  En esa fecha tan importante.

29.8.07

Propalar


No es tiempo  de atravesar las grandes aguas, pero la alegre espera  reclama acción. Es tiempo de Gobierno.